Os lo advertí, y el que avisa no es traidor. No era una amenaza, era adelantar acontecimientos. Mi múltiple personalidad (literaria) ha vuelto a hacer de las suyas. Jon Ícaro se come a J.F. Kastro. De momento. Ya decía en mi post de presentación que tenía dos seudónimos, y cito textualmente “el moñas y pagafantas J.F. Kastro y el aventurero Jon Ícaro”. En este momento de mi vida, a nivel profesional, me vuelco en el segundo. De ahí este cambio de nombre y decoración del blog. Lo que me lleva, desde lo más profundo de mi corazón, donde la ilusión se forja y se escupe al exterior con una fuerza terremótica, a hablaros de otra cosa.

Os presento a mi hija, o parte de ella. Estoy inmerso en el difícil proceso de editar y publicar una novela, mimando todos y cada uno de los procesos de gestación para que en un futuro pueda dar a luz un sueño hecho de papel. De momento acabo de cruzar la línea de salida en esta carrera de fondo, pero voy fresco y con todas las ganas del mundo de llegar a la meta.

EDTportadalibro

Hoy por fin publico mi primera novela bajo el seudónimo de Jon Ícaro, una novela breve de ciencia ficción e historia, titulada “Poul Reenberg en El sanador del tiempo”. En formato digital, ya que el papel siempre da problemas y se retrasa. En principio, el formato papel debía estar a la venta en un par de semanas, cosas de la edición. Tardará. Pero estará. Por mis h****s. No os doy más detalles, para no aburrir, pero el argumento gira en torno a una empresa que ha demostrado ser capaz de sanar enfermedades mediante viajes en el tiempo. Dejo los enlaces por si queréis más información, que hay que promocionarse (aunque prometo que en cada enlace hay un trocito de mi piel).

Pulsa aquí para ver mi novela en Amazon

Y aquí para ir a la página web estrenada para la ocasión

Anuncios