akasinq

La moñada del día me vino a la mente pensando en ciencia. Porque servidor, biólogo para bien o para mal, tiene el corazón marcado por el espíritu científico.

Confieso que he leído poca novela científica (me avergüenzo al decir que el referente literario más científico que tengo es Michael Crichton y su Parque Jurásico, ahora casi una realidad con el avance de la clonación). Y eso me deja en mal lugar para apoyarla y promoverla. Pero creo que se hace necesaria. De igual manera que escribo novela histórica para darle un punto divertido e intentar demostrar que la Historia puede ser amena y adictiva, pienso que habría que barnizar de ficción el conocimiento científico no para acercarlo a la gente, sino para que la gente quiera acercarse a él. ¿Por qué no lo hago? Supongo que por eso de no mazclar trabajo con placer. Pero no descarto planteármelo en un futuro. Dicho queda.

Y vosotros, ¿habéis degustado alguna novela científica? Al menos alguien habrá disfrutado de la robótica de Asimov.
¡Un fuerte abrazo a todos!

Anuncios