akasgre

Si copio y pego el primer párrafo de las últimas entradas ni se notaría el cambio… Porque sí, aplaudamos mi originalidad, hoy vuelvo a asediaros con un poema de mi próxima obra. En serio, estoy disfrutando tanto de escribirla, que mis suspiros de satisfacción tienden a desembocar en este blog.

En este caso, viajamos románticamente al origen de Grecia, a la civilización minoica que barnizó la isla de Creta con sus poderosos palacios.Se trata de una oda al típico dicho de que la riqueza no da la felicidad. Siempre que te tenga a ti, claro.

Hoy no me enrollo más. Un abrazo a todos.

Anuncios