saramago

Siempre digo que lo mejor de haber entrado en el mundo literario con El sanador del tiempo no son las ventas (aunque por supuesto esa confianza a modo de depósito económico hace que estalle mi corazón de felicidad con cada unidad vendida), sino las situaciones que me hace vivir y que no habría vivido de no haber empezado esta aventura.

Una de ellas es haber conocido fugazmente a Norah Carter, escritora con enorme éxito en Amazon. Fue un cúmulo de casualidades lo que me hizo tener la suerte de poder tener una conversación con ella. Y bendita conversación, que en lo que viene siendo un soplido de magia, me animó y me recargó las pilas al instante.

Por lo que pude ver, Norah Carter es un cielo de persona. Lejos del típico perfil de escritor con éxito que trata a sus homónimos profesionales con desdén, superioridad y con cierto temor por la competencia (irrisoria, pero al fin y al cabo competencia) que podrían llegar a causarle los escritores noveles, Norah derramó simpatía, ilusión y ánimos. Por supuesto, me comentó los pormenores de la profesión (el éxito siempre atrae a los carroñeros), pero en ningún momentó dejo de animarme, me contagió de ilusión y espíritu luchador (sin ir más lejos, adquirió mi libro con la intención de echarle un ojo).

Ahora Norah Carter, junto a unas compañeras de trabajo, ha abierto una editorial llamada Dolce Books en la que espera vertir toda su experiencia y conocimiento relativo al éxito literario para que los escritores que trabajen con ella tengan una oportunidad de disfrutar de esta pasión que es escribir. Les deseo el mayor de los éxitos, de corazón.

Conclusión: hasta en este mundo tan difícil, hay gente que brilla por su corazón.

¡Un saludo a todos! ¡Vuelvo a estar por aquí con más frecuencia!

Anuncios