akasuni

Tras la publicación de El sanador del tiempo, y con toda mi energía dedicada a él, parece que mi mundo literario se acabe en esa, mi primera novela publicada. Pero no es así. Sigo trabajando en varios frentes (demasiados para centrarme), y como buen toc que le gusta tener todo atado, os los comento para compartir con vosotros mis próximos caminos y para obligarme a trabajar en ellos, que parece que cuando escribes algo aquí te comprometes con más seriedad.

Seguiré trabajando con El sanador del tiempo, obviamente. Lo más certero que puedo decir (no me la juego con las promesas que tiendo a incumplir por falta de tiempo), es que voy a tener una íntima colaboración con una revista de ciencia-ficción.

A día de hoy, tengo un contrato editorial prácticamente cerrado con Ediciones B para la publicación de un pequeño libro que mezcla poesía épica con relatos románticos basados en la antigüedad. Hablaré largo y tendido sobre esto dedicándole un post completo. La publicación saldrá a lo largo del 2017.

Sigo escribiendo otra novela cuyo título a día de hoy sería La academia del tiempo. Sí, tiene que ver mucho con la dinámica de El sanador del tiempo, pero nada con su argumento y personajes. No es secuela ni precuela. Aprendiendo de las cosas mejorables de El sanador del tiempo, me enfoco un poquito más en la ciencia-ficción para que los viajes en el tiempo (esta vez en la Edad Media) estén más justificados en un marco más completo y lógico. Me atrevería a decir que se tratará de un texto algo más juvenil, por eso de que todo gira en torno a una academia y sus alumnos. Lo que sí puedo asegurar es que necesitaba ponerme manos a la obra, vuelvo a sentir esa quemazón en el estómago y esa incapacidad de separarme del teclado a la hora de escribir.

Algo tengo que hacer con Elderville. Los que bien me conocéis, sabéis que como lector, la fantasía épica es una de mis debilidades. Como escritor disfruto tanto o más que leyéndola, pero no me atrevo a trabajar con ella de manera mínimamente profesional. Es un género muy trillado, muy desarrollado, en el que por respeto no me atrevo a meterme al pensar que no ofrezco nada nuevo. Aún así, por simple ocio, escribí una novela breve llamada “Elderville y el ciclo del odio” y actualmente me encuentro desarrollando otra pequeña novela del mismo personaje. Algo tengo que hacer con esta “saga”, pero no sé todavía muy bien el qué.

Por último, también tengo en mente escribir algo sobre la historia de Alicante. Cada vez que visito Santa Bárbara el cuerpo me pide a gritos darle vida. Me falta mucho tiempo libre para poder abarcarlo todo a la vez y seguramente esperaré a cerrar algún frente para empezar con este.

Y nada, que bienvenidos a mi domingo de ponerme al día conmigo mismo. Espero que estos proyectos nos puedan dar muchas alegrías a todos en el futuro.

Un abrazo.

Anuncios