bg-desktop

Tenéis que verla. Me la juego, a riesgo de perder vuestra amistad en una cantidad proporcional a las dos horas que gastéis en visualizarla. Preciosa. Tremenda. A menudo recomiendo películas que considero entretenidas y vale la pena ver, pero a pocas les pongo mi particular sello de calidad no sé cómo podéis vivir sin haber visto esto. Como escritor, mi máxima aspiración es escribir una historia de este calibre.

La sinopsis de la película sería la siguiente: Howard Inlet es un exitoso ejecutivo cuya muerte de su hija de seis años paraliza su vida hasta tal punto que su empresa sufre un declive imparable. La única alternativa a la ruina es vender la empresa, por lo que sus socios buscan la manera de inhabilitar mentalmente a Howard, propietario del 60 % de las acciones, para poder hacerlo. Cierto día, descubren que Howard le escribe, en su desahogo, cartas al Tiempo, al Amor y a la Muerte. Con la ayuda de un pequeño grupo de teatro, intentan demostrar la locura que atormenta la mente de Howard.

El argumento, ya de por sí original (y yo valoro mucho la originalidad), es simplemente las vías por las que se desliza el filme, donde lo importante no es lo que sucede, sino cómo sucede. Los diálagos son arrebatadores. Los planos y la banda sonora, realmente acertados. Las actuaciones… qué decir de un Will Smith soberbio, con un cambio de doblador que hasta le sienta bien, bien acompañado por un equipo de actores que le siguen el nivel, lo cual no es tarea fácil. Paradójicamente, considero que no es la mejor de las actuaciones de Edward Norton (actor que me encanta) y creo que Keira Knightley se salva (actriz que nunca ha sido de mis favoritas).

La magia de este largometraje radica en la tensión dramática que acumula con el paso de los minutos. La mayoría de las películas buscan el drama fácil, una escena álgida (a menudo la muerte de un protagonista) para aflojar la lágrima. Belleza oculta no lo hace así. Sus duros diálogos, la naturalidad con la que trata el tema, va haciendo mella en el espectador hasta que llega un punto en el que acabas llorando por cualquier cosa dado el estado sentimental que se alcanza. Yo, personalmente, no recuerdo haber llorado tanto con otra película.

Así que ahí dejo mi recomendación, ahora que viene el fin de semana si tenéis pensado ver alguna peli, esta es mi recomendación.

¡Un saludo!

Anuncios