akasesc

Hace poco hablé de las bondades de los videojuegos respecto al estímulo creativo. Los convertí en un arma de doble filo, tanto por su capacidad destructiva de desintegrar el tiempo como por su capacidad de despertar inquietudes y motivaciones. Hoy me centro en la segunda parte para, además, hacerla personal. Y como una imagen a veces vale más que mil palabras…

vids

Ahí tenéis mi pira creativa que arderá en forma de inspiración. Ya os dije que yo a los videojuegos les debía mucho (el apasionarme por la historia, sin ir más lejos; algo que no había conseguido el sistema educativo). Aún les sigo debiendo, aunque la falta de tiempo me convierta más en un coleccionista que un jugón. Pero, creo que ha llegado el momento de la fantasía, y he hecho inventario para darle vida a un corazón que se revoluciona con las lecturas, películas, juegos y todo lo que tenga que ver con la fantasía.

Ya comenté que mi género favorito es la fantasía épica, pero que no me atrevía a abordarlo como escritor porque cuando uno ama mucho, respeta más. Pero no puedo más, necesito sacar todas las ideas fantásticas que tengo en mente en forma de relato. Si bien estoy feliz continuando El sanador del tiempo, no me arde en las entrañas como debiera y siento que lo hago por necesidad, porque esa serie ya tiene una visibilidad y unas colaboraciones que le dan vida y me proporcionan cierta ventaja literaria. Pero mi estómago pide fantasía, siempre lo ha hecho y ahora lo hace con más fuerza. Y aunque tengo una infinidad de cosas que mejorar como escritor, creo que he aprendido lo suficiente para hacer algo respetable.

Y siempre que escribo sobre algo, me rodeo de su temática. Es decir, leo, veo y juego sobre esa temática. En cuanto a la lectura, estoy a punto de acabar La sombra dorada de Luis M. Núñez, libro que reseñaré como es debido pero que considero posee un equilibrio de calidad muy difícil de conseguir en este género y que cuesta mucho de encontrar; lo estoy disfrutando sobremanera. Respecto a las series, a la espera de Juego de tronos (que no idolatrizo pero tampoco cometo el suicidio de obviarla), estoy pensando en echarle un ojo a Las crónicas de Shannara (¿la habéis visto? ¿qué os parece? ¿me recomendáis alguna otra?). Y en lo referente a jugar, pues bueno… Ya habéis visto la imagen que he colgado, a la que hago referencia para cerrar esta entrada que parece que se iba yendo por las ramas.

Nada más, que tengo cosas por escribir (y jugar).
¡Que tengáis un fantástico día!

 

Anuncios