kdp_02

¿Preparado para hacer ya el agosto con tus libros? Muchos estáis aprovechando el verano para escribir y publicar finalmente esa idea que estaba cogiendo polvo en vuestras cabezas. Y una de las dudas que más me consultáis a la hora de publicar es si es mejor hacerlo por editorial o a través de Amazon. Mi respuesta, ya la conocéis: Amazon siempre. ¿Por qué prefiero la autopublicación? Por muchas ventajas, que os iré contando en varias entradas, pero hoy me quedo con esta: libertad total en los precios y registro de ventas.

Pongámonos en situación. Si tu libro es publicado por una editorial, será ella la que marque el precio. Y la que lleve el registro de ventas, por supuesto. Tú no podrás saber cómo se está vendiendo hasta que recibas tu liquidación anual. Y a ti esto bien te puede dar igual, porque claro, de vender se encargan las editoriales, ¿no? Perdona que me ría.

El esfuerzo total de venta lo hace el autor. Eso es algo que tienes que tener claro. Me expongo a mí mismo como ejemplo. El corazón del aedo lo publiqué con Ediciones B, y cansado de que se llevaran el 96 % de los beneficios, dejé de darlo a conocer. Lo abandoné en piloto automático, a ver qué hacían ellos. El resultado: más allá del puesto 350.000 en el ranking de ventas en Amazon.

Ahora vamos con El sanador del tiempo, o GÀTA, novelas que trato de promover todo lo que el tiempo me permite (que es más bien poco): ambas rondan sobre el puesto 70.000. No es mucho, pero se entiende la diferencia.

En cuanto a las ventas, en estas dos novelas que autopublico algunas van cayendo, pero si vierais la liquidación anual que me envió Ediciones B… Quería morirme de la vergüenza, pero después alcé la cabeza y dije “qué cojones, el trabajo de venderla debería ser vuestro“.

A lo que voy. Ya que el esfuerzo de venderla va a ser tuyo y solo tuyo, ¿no sería  mejor tener la mayor cantidad posible de herramientas para facilitar la venta? Si la editorial te marca el precio, no vas a poder jugar con él para hacer ofertas o atraer lectores. Y si nos centramos en la versión en papel, suelen establecer un precio estratosférico, imposible de darle salida para un novato.

Y por último y no menos importante, ¿cómo vas a saber si lo que haces para promocionar una novela sirve si no puedes ver las ventas? ¿Cómo voy a saber si la acción que hago hoy es útil si no tengo datos hasta dentro de un año? Con Amazon tienes un registro diario de ventas, puedes saber exactamente si lo que hiciste un día tiene repercusión o no. Y eso te hace descartar unas cosas y potenciar otras, ahorrándote una bestialidad de tiempo y convirtiéndote en un vendedor efectivo.

Vender a través de editorial es como disparar con los ojos cerrados. Nunca puedes saber qué está funcionando y qué no. Y eso es vital para tu estrategia de ventas. Vital.

Nada más por hoy, espero que os sea útil y más adelante seguiré dando motivos por los cuales prefiero mi amada autoedición.
Un saludo, ¡nos vemos las instacaras en @icaro_jon!

Anuncios