Buscar

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

mes

noviembre 2019

CÓMO VENDER LIBROS CUANDO NO SE VENDEN LIBROS #2 – El storytelling

storytelling

¿Tienes una historia personal mejor que la historia que cuenta tu libro? Espero que sí, porque si no estás jodido. Viendo Got Talent recordé un tip que no podía obviar en esta serie de consejos sobre cómo vender libros cuando no se venden libros, así que vamos a por él.

El storytelling es el arte de contar una historia y es un recurso cada vez más utilizado (y con más efectividad) por las marcas en sus técnicas de mercadotecnia. Te cuentan una historia para tocar tu fibra sensible con la que te atrapan y consiguen venderte cualquier cosa. Da igual que el producto sea bueno o una mierda, la calidad ya no es lo principal, lo que vende es el universo que lo envuelve. Sobre todo en mercados donde el producto no es una necesidad básica como son todas las artes, entre ellas la literatura.

Ojo, que esto no es algo nuevo en sí. Como comentaba al comenzar esta serie de consejos, no es más que una vuelta de tuerca a una técnica de venta casi tan antigua como el papiro. Al final siempre se trata de darle otro color a algo que ya existe. No es un secreto que los libros basados en hechos reales tienen buena salida. O que si el autor viene de una situación dramática, las puertas se le abren de par en par. Lo único que hacen ahora las empresas es abusar de estas ventajas llamándolas marketing emocional.

Abro un inciso sobre algo que me parece una injusticia: las personas que publican obras tras vivir una situación infernal tienen más facilidad para vender. Me parece estupendo, ojalá nadie tuviera que vivir situaciones así. Pero no nos olvidemos de esos tantos que en lugar de verse obligados a ello por factores externos, un día decidieron por motivación e ilusión propia ser artistas, que generan productos de mayor calidad, pero que quedan en el olvido de la masa indiferenciada por el simple hecho de haber tenido una vida relativamente sencilla. Solo pido eso, que valoremos a ambos bandos, sin intención de posicionarme ni de abrir un debate.

Pero vamos a lo que nos interesa. que es cómo sacarle jugo a esta técnica como escritores para mejorar nuestras ventas. Tienes que crearte una historia impactante y llamativa como autor. “¿Y cómo hago esto yo que soy una persona normal que solo escribe porque me gusta?”, me decís todos cuando os invito a potenciar vuestro perfil de autor. “¿Me lo invento?”. No, mucho cuidado, no se trata de mentir. Se trata de saber vestiros con eso que lleváis dentro y que os hace especiales. Todos lo tenemos, os lo aseguro, aunque no lo sepamos.

Por ejemplo, en el caso de “El sanador del tiempo“, yo hice storytelling sin saberlo. Yo soy biólogo, y como tal, recién licenciado tenía la mente cerrada y limitada al “científicamente demostrado”. Para entonces, mi hermana comenzó a trabajar con terapias energéticas, constelaciones y registros akhásicos (esto es, la influencia de las vidas pasadas). Mis enfrentamientos científicos con ella se convirtieron en aprendizaje, y ese libro es el resultado de la mezcla de estos dos mundos: El sanador del tiempo trata de científicos que viajan al pasado a través de una reconstrucción del ADN para curar enfermedades presentes. Toma cóctel. A día de hoy, soy una persona con una mente extremadamente abierta. Esa historia la contaba yo en las presentaciones sin saber que estaba haciendo storytelling, simplemente porque sabía que gustaba y atraía.

En el caso de Gàta, el universo que rodea al libro está más claro. Esa historia es por y para Leore, el gato que saltaba a mis brazos cuando entraba a casa y al que le debo que haya multiplicado mi sensibilidad por mil: quien tiene animales, paradójicamente, se humaniza. Y eso es lo que quería reflejar. Para ello, imaginé la situación que más deshumaniza a los hombres y metí a su protagonista en una guerra, una novela histórica hecha cuento para hablar sobre la sensibilización a la que nos exponen los animales; o como dice su lema: cuando los animales nos convierten en personas.

Incido en que todo esto no son vivencias especiales ni extraordinarias. Yo estudié ciencia y mi hermana se fue por las terapias alternativas, pura casualidad. Tuve un gato al que quise mucho y se marchó, como millones de personas. No hace falta tener una vida increíble, solo hay que saber contarla de manera que sea atractiva. Y, joder, eso es lo que hacemos los escritores, ¿no? Pues ya sabes, atrévete a tejer tu propia historia y a utilizarla como vestido y verás cómo la gente se acerca a ti, y a través de ti a tu libro.

Nada más por hoy. ¡Nos vemos las caras en @icaro_jon!

DEJO AMAZON – SÍ, DE VERDAD

FRACA

Pero ¿qué dices, Jon? ¿En serio dejas Amazon? ¿Tú que tanto has dicho que es el paraíso de los escritores? Pues tras mucho meditarlo, aunque las decisiones por mucho que se piensen al final se escogen por un golpe de corazón, creo que en el punto literario en el que estoy, tengo que salir de ese, insisto, paraíso para los escritores.

Sí, he dado charlas y he hecho ponencias sobre los beneficios de autopublicar en Amazon, y mantengo cada una de las ventajas. Si alguien me pregunta ahora mismo qué camino escoger para publicar, lo seguiré recomendando. Mi dilema moral viene después, una vez el libro está publicado. ¿Se vende en Amazon? Sí, si sabes cómo hacerlo. Si no, tendrás un cero en los reportes; aún hay gente que cree que por poner el libro se vende solo.

En Amazon tienes ventas si estás constantemente informado, si te sabes posicionar en la guerra de las palabras clave, si haces las coaliciones necesarias con la mafia de las reseñas, si copias a los grandes y renuevas las acciones de marketing digital constantemente porque lo que funciona hoy, mañana ya no sirve. Bueno, se vende lo justo, no es que uno se haga rico. ¿Da para vivir de escribir? Con libros técnicos, puede. Con novelas, está jodido. Para que os hagáis una idea, haciendo las cosas muy bien se puede vivir de manera muy humilde. Pero lo cierto es que yo solo hubo un mes que superé el salario mínimo y fue porque se extendió el bulo de que El sanador del tiempo era una copia de Assassin’s Creed. Ya ves, una medida de promoción que ni salió de mí ni fue premeditada.

Lo que quiero decir es que vender libros en Amazon supone un gran esfuerzo. Y ojo, que a los escritores a vocación no nos gana nadie, ya tenemos el callo hecho. Los meses que más tiempo he podido meter a la promoción he conseguido llevar algún que otro libro al Top10 de su género, algo que se esfuma en cuanto no sigues presionando como un animal. Y yo, por vender mi libro, haría eso y más: pero cuidado, por vender mi libro.

Pero la guerra de guerillas para vender a través de Amazon hace que actúes como si vendieras cualquier otra cosa. Las técnicas de marketing digital literario no son muy distintas a las de vender un reloj. Y lo siento, pero mis personajes no son un objeto para mí. Lo peor de todo esto es que este proceso envenena, es una droga, te vicia a estar a la última porque en cuanto te despistas estás fuera. Y yo tengo que salir de ahí.

Ahora mismo necesito un cambio. En este panorama, me dedico más a promocionar que a escribir. Y me siento más comercial que escritor. Lo sé, el capitalismo es así. Pero me niego, o al menos quiero negarme. “El último gato vikingo”, novela que publicaré el 30 de noviembre, la lanzaré gratuitamente. Necesito ser leído porque sí, porque a alguien simplemente le interese y le apetezca, y poder disfrutar de esa historia mientras escribo otras, sin estar atento a un gráfico de ventas. Creo que esa será la deriva que tome de aquí en adelante, crear contenido gratuito que pueda monetizar porque el lector considera que vale la pena y quiera valorarlo y no por técnicas de venta.

PRgato

Solo me queda un cabo que atar. Los precios del libro en papel que da Amazon no los da ninguna imprenta, porque salir con mi libro a la calle y disfrutar del contacto humano es algo que no quiero perder. En tal caso, puede que sí utilice la plataforma para el formato papel, pero el digital ni en broma. Estoy valorando imprentas POD que ofrecen condiciones similares, aquí os pido vuestra ayuda: si conocéis alguna de confianza, hacédmelo saber, por favor.

Y nada, creo que con estas líneas cierro y abro una nueva etapa en este convulso camino que es el de escribir. Espero también que con esta liberación pueda tener más tiempo que dedicar al blog, al cual tengo bastante abandonado.

Así que, imagino que nos veremos por aquí más a menudo.
Nada más por hoy. ¡Nos vemos las instacaras en @icaro_jon!

¿Te animas al TRIVIAL VIKINGO?

trivialviking

¿Te apuntas a un trivial vikingo? Con motivo del lanzamiento de mi próxima novela El último gato vikingo estoy haciendo actividades en torno a ella, y una de ellas es un juego de preguntas online sobre la cultura vikinga. ¿Te animas a demostrar que eres el que más sabe de todos?

La manera de participar es sencilla. Cada día a partir del 6 de noviembre, publicaré en mi cuenta de Instagram una pregunta diaria. Lo haré en la sección Historias, mediante un formulario interactivo, así podré saber quién ha adivinado y quién no. Después, en la página web iré actualizando la clasificación de aciertos, que está bien eso de picarse con los demás, siempre que sea de forma sana.

Mi cuenta de Instagram es @icaro_jon, así que allí te espero para que formes parte de este juego que preparo con mucha ilusión y que espero que os sirva para divertiros y, por qué no, aprender un poco sobre los vikingos.

¡Un saludo, nos vemos las instacaras en @icaro_jon!

Blog de WordPress.com.

Subir ↑