Buscar

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

Etiqueta

ebooks

GRATIS 12 y 13 de febrero – GÀTA: Novela ¿romántica?

gratisk

Hola, soy Jon Ícaro, ¿me recordáis? Después de tanta ausencia por el blog, no me extrañaría que la respuesta fuera negativa, pero ya sabéis que tras mis desapariciones temporalmente forzadas, siempre vuelvo con contenido compensatorio. Y aquí os traigo el regalo de reyes. Un poco tarde, sí, pero más vale tarde que nunca (o eso espero).

Los días 12 y 13 de febrero tendréis GÀTA en descarga gratuita para Amazon Kindle. ¿Qué es Gàta? Ah, sí, ¿os acordáis que dije que tenía un proyecto de crear una novela donde un gato iba a ser el protagonista o el hilo conductor de esta? Bien, pues adivinad lo que he estado haciendo durante mi desaparición. ¡Exacto! La historia ya está terminada y publicada.

lgata2

Está basada en una leyenda que leí y que me encantó, sobre una mujer griega prometida a un aristócrata que decidió romper su compromiso porque su futuro esposo no quería conseguirle un gato egipcio. Sobre ese fundamento se desarrolla una novela… ¿romántica? Bueno, eso es lo que parece en primera instancia, pero luego la historia de amor se convierte más en un medio que en un objetivo, recordad que aquí el protagonista es un gato y no quiero que esto sea nada zoofílico. El caso es que la novela ya está lanzada y con la ilusión remanente tras la publicación, os la hago llegar de manera gratuita.

Considero que no es justo pagar por algo que no sabes si te va a gustar, soy un amante del Pay After Show y esa es la política que quiero aplicar, en tanto que los limitados días gratuitos de Amazon me deje. Te descargas la novela gratuitamente, la disfrutas, y luego, si te ha gustado, si crees que lo merece y quieres y te apetece, este es el trato: después compras El sanador del tiempo, que son 3 libros en 1 por un precio de 0,99 € y ese será tu pago y nuevo regalo por Gàta.

Y si no, pues no pasa nada. El simple hecho de que os hayáis interesado por la historia ya es para mí un pago, los escritores somos trabajadores de la vocación y esa felicidad de que alguien se aproxime a lo que hacemos es ya de por sí la mejor de las recompensas. Además, y esto va para los que también sois escritores, el simple hecho de que alguien se descargue gratuitamente tu novela posiciona en Amazon, y ayuda a que esa ilusión y ese empuje del propio autor por intentar darlo algo de visibilidad a su historia se materialice.

Así que, nada más. Mil millones de gracias si al final decidís darle una oportunidad a Gàta. En tal caso, espero que disfrutéis de ella tanto como yo escribiéndola.

Nada más por hoy.
¡Nos vemos las instacaras en @icaro_jon!

leore

Anuncios

EL TRUCO INFALIBLE PARA NO QUEDARSE A MEDIAS

leore

Quedarse a medias es algo que genera mucha frustración, según en qué contexto. Pero en lo que a un librus interruptus se refiere, no hay nada peor que dejar una historia sin terminar, negándole ese final merecido y matando a sus personajes para siempre de forma prematura. Por eso, os voy a contar lo que a mí me sirve para llegar a ese deseado punto final de una obra.

Os diría los miles de técnicas disciplinarias que he utilizado, los cientos de formas de organización y recursos de gestión del tiempo que he probado, me pondría aquí a hablar de pomodoros o de crear hábitos en 21 días, pero no estaría siendo sincero. Creo que todos los recursos técnicos, por muy útiles que puedan llegar a ser, se deshacen en el vacío de la procrastinación si no tienen un empuje motivacional bestial por detrás. O, lo que es lo mismo y como diría Confucio, si sabes lo que tienes que hacer y no lo haces estás peor que antes.

Por eso, más que en las técnicas, yo me centraría en la motivación. Nada puede parar a quien tiene algo en el corazón que le lleva a donde quiere estar. Lo tengo comprobado. Yo he dejado más de media docena de novelas sin acabar (los que me seguís bien conocéis esos anuncios de proyectos que se los acabó llevando el viento), pero las que sí he finalizado es porque han tenido por detrás algo que me quemaba, que me hacía tenerles más respeto que a mí mismo, y por eso mismo abandonarlas no era una opción. Por ejemplo, El sanador del tiempo refleja mi transición desde mi visión científica y opaca a una mente más abierta gracias a haber conocido a través de mi hermana las terapias alternativas y energéticas. El respeto a ese aprendizaje y crecimiento personal y ese vínculo fraternal me llevaron línea a línea hasta el final. Otro ejemplo sería En el nombre de Eva, el desprecio a esta sociedad machista que no se entera de que la mujer existió antes que el hombre era algo que me impedía parar, por respeto a esa igualdad, algo más importante que un simple antojo literario.

Cuento esto ahora porque he vuelto a sentir esa llamada, y de paso enlazo con la imagen inicial. Hace algo más de un año que se me fue mi ojito derecho, una explosión de amor en forma felina llamada Leore. Mi próxima novela tendrá a un gato como hilo conductor. Se la debo a Leore, y  me la debo a mí para saber despedirme de él de manera que mi corazón pueda latir tranquilo. Solo por eso, por respeto a ese ser que tanta felicidad me dio, sé que voy a acabar la novela. Esa es mi motivación, y os aseguro que es algo más eficaz que cualquier método disciplinario. También hay más cosas por detrás que tienen que ver con ello y que estoy preparando y que aumentan esta responsabilidad, pero de eso os hablaré en un post dedicado al nuevo proyecto. El cual, por cierto, tengo muchísimas ganas de comunicaros.

leore2

Y dicho esto, os cedo el turno de palabra. ¿Cuáles son vuestros trucos para no rendiros y no dejar un libro a medias? Os recuerdo que lo más valioso de este blog son vuestros comentarios, yo disfruto contando mis cosas personales, compartiéndolas, pero el aprendizaje colectivo que nos llevamos todos con vuestras opiniones son sin duda lo más valorable de todo lo que se pueda ofrecer en esta bitácora. Así que, es vuestro turno.

Nada más por hoy, ¡nos vemos las instacaras por @icaro_jon!

AUTOEDITAR ES DE HUMANOS

IMG-20180607-WA0000

Abordando Seda, de Alessandro Baricco, he llegado a una conclusión de esas que me encanta compartir en este rinconcito de comprensión y debate. Alrededor del ecuador de su extensión, he encontrado dos erratas. En la página 57, a Baldabiou le cambian el nombre; por ejemplo. En la 70, las puertas de la pajarera están cerradad. Esto ocurre en una cuadragésimo octava edición. De un best seller.

Y no pasa nada.

Esto no es una crítica ni un puntilloso castigo. Ni mucho menos. Todo lo contrario. Hasta en una novela leída por millones de personas, se cuela algún error. Y repito, no pasa absolutamente nada. ¿Ha hecho esto que disfrute menos de la lectura? Ni lo más mínimo.

Pero sí me sirve como advertencia para todos aquellos obsesos de la gramática que desprestigian la autoedición argumentando que los libros editados son simplemente nidos de erratas cuya única utilidad es la hoguera. Ese pensamiento, junto al de si no lo ha cogido una editorial es porque no vale, hacen de la autoedición un subterfugio literario que siempre tiene que llevar a cuestas un descrédito inmerecido.

Es cierto. Hay libros autoeditados que tienen más erratas que palabras. Pero para eso, Amazon, el Santo Grial de la autoedición, te permite leer un fragmento del libro gratuitamente. Me bastan unas pocas páginas para saber el acabado de la novela. Y, de paso, me sirve para saber si me engancha y me interesa el resto del libro. Todo un lujo. Los catálogos editoriales solo me ofrecen la portada y la sinopsis de sus publicaciones, por cierto.

Y sí. Hay mucha publicación de calidad y muy bien pulida en la autoedición. Por eso la seguiré defendiendo; ya conocéis mi historial. Errar es de humanos. Hasta a Anagrama se le ha pasado corregir esos errores cuarenta y ocho veces. Evidentemente, una falta de ortografía por línea sí me puede llegar a alterar la lectura, pero encontrarme con erratas puntuales para mí es insignificante. Hay muchos libros perfectamente escritos que me hacen boquear de hastío y hay otros tantos con algún que otro error esporádico que me han maravillado. Porque las ideas ingeniosas y el talento creativo no entienden de ortotipografía.

Y hasta aquí esta llamada a la comprensión y al sentido común. No lo digo por mí. Ni por nadie. Escribo por y para la coherencia. Hay mucha felicidad en la autoedición que tanto se desprestigia. Y ese estigma hace que muchas personas se pierdan grandes cosas.

Un saludo.
¡Nos vemos las instacaras en @icaro_jon!

EN EL NOMBRE DEL NOMBRE DE EVA

NEWkindle

Esto me pasa por blasfemar. Dios me pone piedras en el camino y yo no las veo, no las veo… Ya con la publicación encarrilada, tras el tortuoso proceso de edición (recuerdo que la primera fecha de publicación iba a ser el 8 de marzo por ser el Día Internacional de la Mujer), cómo no, tenía que aparecer otro problema: resulta que el título que había elegido, La rebelión de Eva, ya estaba cogido. Juro que había buscado y rebuscado para que esto no me pasara.

Esto, en principio, no era un problema. Legalmente pueden haber dos libros con el mismo título. Pero me hubiera parecido una doble falta de respeto por mi parte. Primero, respecto al autor, que me imagino que no le debe causar mucha alegría que alguien publique con uno de sus títulos. Y segundo, con el lector, debido a la confusión que puede crearse a la hora de adquirir cualquiera de los dos libros.

Así que, finalmente he renombrado La rebelión de Eva, que ahora se llamará En el nombre de Eva. A nivel argumental, le pega más, ya que contrasta con el clásico En el nombre del padre eclesiástico, y hace alusión al empoderamiento de la mujer y a la condición casi divina que se le da a Eva en la historia. Tiene menos pegada que La rebelión de Eva y me costará acostumbrarme (toda la promoción la había hecho con ese nombre), pero es lo que toca. Seguiremos adelante, con ilusión y pasión, como siempre, unas veces a favor del viento y otras en contra de él.

Así que, ¡ya tenemos aquí En el nombre de Eva! Por fin, esta travesía llega a su meta. Qué digo, si ahora con el libro bajo el brazo es cuando empieza todo. Ahora toca disfrutar de esta nueva aventura, de la que me encantaría que fuerais parte.

¡Un saludo en el nombre de Eva!
Nos vemos las instacaras por @icaro_jon.

 

 

ALIENS 2, EL REGRESO – Crítica

aliens-989223912-large

Hace unos días confesé el sacrilegio de un escritor que dice amar la ciencia ficción y que no había visto ninguna película de la saga Alien. Así que me puse con la primera de la serie (a la que dediqué esta crítica) y, tras una satisfactoria experiencia, me lancé a por la segunda entrega. Así pues, os muestro mi veredicto.

pdvd003ra0

En 1986, siete años después de la primera entrega de Alien, salió a la luz su secuela “Aliens, el regreso”. Esta vez bajo la batuta de James Cameron, ya me habían advertido del sustancial paso del terror a la acción. He de decir que me costó creerme  este aviso, pues la primera hora en la que los xenomorfos brillan por su ausencia se me hizo soporífera, insustancial y lenta.

En esta parte se le pide a Ripley que vuelva al planetoide LV-426 donde se ha perdido el contacto con una colonia humana, ya que al ser la única que ha tenido contacto directo con las amenazantes bestias que habitan en él, su experiencia puede ser muy valiosa para lo que allí puedan encontrarse. Tras haber sufrido una terrible pesadilla en la que casi pierde la vida en la primera película, Ripley acepta volver sin resistirse mucho. Claro que sí, adrenalina gratis. Y poco más puedo decir de esta primera mitad.

En la segunda parte el ritmo se invierte de manera drástica y la película se vuelve loca, sucediéndose las escenas de acción una detrás de otra sin dosificación medida. Existe un desequilibrio descomunal entre las dos partes del filme. Y aquí empiezan a perderse aspectos que brillaban en la primera entrega. Mientras que la primera película de Alien combinaba las escenas álgidas con el sosiego de manera efectiva, haciéndose esperar las escenas destacadas y consiguiendo que uno las recordara varios días después del visionado, aquí pasa todo tan rápido que es difícil guardar esos momentos míticos que se siguen degustando tras la aparición de los créditos.

Este ritmo impide a su vez disfrutar de los personajes, que se convierten en una amalgama de secundarios que no consiguen desarrollar personalidades propias, a excepción de Lance Henriksen como Bishop. Curioso que haya sido un androide el único que me haya parecido carismático. Mencionar también, si acaso, a Jenette Goldstein como la soldado Vásquez, aunque no sabría decir por qué. De Sigourney ya sabéis que no es santo de mi devoción y esta película no me hace cambiar de opinión.

En la parte final, he de reconocer que la cinta mejora. La idea de la madre Alien le da un punto de interés y frescura (aunque este recurso será utilizado infinitas veces en posteriores películas con alienígenas). Es en esta parte en la única que no tengo que hacer un esfuerzo por coger el mando y que disfruto sinceramente. Pero el final no justifica la totalidad del metraje en este caso.

Sé que muchos opinan de esta película que, junto a la primera (y así me lo habéis hecho saber en los comentarios), son las mejores de toda la saga. Sé que muchos estaréis deseando que sea devorado por un xenomorfo por hacer una crítica no tan positiva como seguramente se merezca esta película. También sé que se debe a que disfruto más de la ficción argumentada que de la acción pura y dura, y eso ha hecho mucha mella en mi opinión.

Llegados a este punto, no sé si continuar con la saga. El hecho de que Alien 3 se desarrolle en un lugar cerrado como es una prisión me anima, pues pienso que puede recuperar aspectos de la primera Alien. En su contra, la crítica general de esta tercera entrega no la pone en muy buen lugar. Dejaré hacer al azar. Intentaré conseguirla, pero si veo que no soy capaz de hacerme con ella debido a su antigüedad, pasaré a otra de las sagas clásicas de ciencia ficción que tengo pendientes. Solo diré respecto a esto que me quedé en el capítulo VII de Star Wars y el estreno de la última entrega me anima a retomarla.

Nada más por hoy.
¡Nos vemos las caras por instagram-png-instagram-png-logo-1455 icaro_jon!

CAÍDA Y ALZAMIENTO DE Jon Ícaro

sanador

Ando en horas bajas. Hablo con la voz de Jon Ícaro, seudónimo que Juanjo tiene algo olvidado últimamente. Lo habréis notado en la ausencia alargada por el blog, en la demora de las respuestas, incluso en la caída de la Web que ya lleva unos días sin estar operativa. Tampoco voy a hacer sangre de la persona que se esconde tras este sobrenombre, pues este olvido se debe a prioridades laborales (que por suerte, también tienen que ver con la escritura).

Os cuento.
Para empezar, en estos momentos se está debatiendo descatalogar El sanador del tiempo. La trilogía unificada que dio vida y sentido al nombre de Jon Ícaro (y a la que tanta felicidad y momentos emotivos que perdurarán siempre en la memoria se le debe), con casi toda seguridad no será continuada. Con esta decisión, la falta de un final álgido se hace más evidente y la necesidad de darle mayor consistencia al argumento y a los cabos sueltos en entregas posteriores se hace notable. Todo ello, unido al aprendizaje que gracias a la novela se ha obtenido, hace que la autoexigencia obligue a subir el nivel y a dejar esta historia en el panteón que merece, para poder subir un peldaño más.

El-corazón-del-aedo

El corazón del aedo, conjunto de poemas y relatos cortos que mezclan romance e historia y que se publicó a través de Ediciones B, también será abandonado, al menos en cuanto a esfuerzo promocional se refiere. La experiencia editorial no anima a seguir invirtiendo tiempo y medios en esta obra.

loverally

Y en cuanto al último proyecto, Love Rally, hay sensaciones contradictorias. Por un lado, el disfrute a la hora de escribirlo ha sido máximo y la participación de los lectores cero en directo ha sido maravillosa. La experiencia, inmejorable. Pero una vez escrito, en las revisiones posteriores para ponerla a punto, no puedo evitar pensar que le falta algo. Creo que como entretenimiento para leer en dos o tres horas, sin muchas pretensiones, sus 200 páginas pueden servir. Si no se busca la excelencia, si solo se desea una lectura amena para disfrutarla, me parece una buena historia con tintes de cuento y moraleja final. Pero mi autoexigencia me obliga a algo más. Entonces, ahora mismo se está debatiendo si sacarla en una línea “Light Ícaro” que comprenda este tipo de lecturas o prescindir directamente de ella. Si alguien quiere echarle un vistazo, que me lo diga en los comentarios o a través del correo jonicaroescritor@gmail.com y se la envío gratuitamente, a ver si con su opinión me ayuda a decantarme por una u otra opción.

Y ante tal panorama, ¿qué queda de Jon Ícaro?
Pues muchas ganas de seguir tecleando y plasmando ideas en forma de historias. Lo que sí tengo claro es que todo girará en torno a la ciencia ficción y la fantasía (puede que incluso mezclando estos dos mundos), pues son los géneros que me mantienen tecleando hasta altas horas de la madrugada sintiéndome incapaz de apagar mi mente y pensando que dormir es una cosa prescindible en esta vida.

Os mentiría si dijera que no sé muy bien por dónde van a ir los tiros y que no tengo algo esbozado. Lo que sí sé es que tiene que ser algo ambicioso, que me desgaste por dentro, que me obligue a darlo todo para que una vez concluido, sienta ese fuego por dentro que no me deje a medio gas, que me obligue a querer mostrárselo a todo el mundo con toda la energía que pueda invertir en el proceso de representarlo. Pero todo esto ya es cosa del futuro, y esta entrada era para hablar de lo que dejamos en el pasado. Así que, aquí termina toda esta parrafada que, por cierto, necesitaba soltar.

Pronto, más cosas, y puede que con Web renovada para esta nueva etapa que empieza YA.
¡Que paséis un buen fin de semana!

EL ORGASMO DEL PUNTO FINAL

 

En este preciso instante acabo de terminar de escribir mi próximo proyecto. El hecho de acabar una novela genera una sensación ya de por sí satisfactoria difícil de  describir… pero en este caso, joder (si se me permite la expresión), exploto de emoción porque creo que ha quedado algo que ha superado mis expectativas. Dios, cómo la he disfrutado.

Ahora queda el trabajo duro. Arduas revisiones, correcciones, la maquetación, edición de portadas… Es la peor parte como escritor, lo reconozco. Pero cuando uno acaba algo de lo que se siente muy orgulloso y que le hace muy feliz, pues qué os voy a decir, que palos a gusto no duelen.

Love Rally (en su origen Amor sobre ruedas) iba a ser una novela romántica. Un género que me encanta, del que he escrito mucho pero nunca publicado nada. Una combinación de comentarios en el blog me animó a intentarlo. Una vez metido en harina, no pude evitar meterle un poquito de ciencia ficción, porque ese género me chillaba por dentro y yo no podía serle infiel. Durante una parte de la novela sentí que la trama se me iba de las manos, demasiada ficción. Pero una vez completada sé que el final lo justifica todo y que queda redonda.

loverally

Sé que os va a gustar. Lo siento en el agua, lo siento en la tierra, lo huelo en el aire. Sube un punto de intensidad a mi estilo de escribir y le da más personalidad a mis personajes. De todo se aprende. Arriba os he dejado un vídeo que utilizaré para promocionar en el que cuento un poco de qué va. O mejor dicho, cómo empieza, porque después todo va acelerando de manera (casi) desmedida.

Tendréis más noticias. Hoy solo me apetecía compartir esa ilusión que se tiene cuando se cierra una historia.

¡Que tengáis un buen día!

ENTREVISTA La muerte de Pico Mocho

PROMOlibro

Seguimos adelante con el concurso Tu libro no me suena (todavía). Os recuerdo que la tercera jornada finaliza esta noche a las 23.59 horas, por lo que si queréis disfrutar gratuitamente de las obras participantes y expresar vuestra opinión votándolas, estáis a tiempo. Si os gusta leer, ¡ya tenéis plan para la tarde de domingo!

Mientras tanto, os dejo con una entrevista a otro de los ex-participantes. Se trata de Roberto Enrique Araque, que participó con su colección de cuentos “La muerte de Pico Mocho y otros relatos“. En lo personal he de decir que ha sido un placer conocerle, una persona amable, amistosa y extremadamente interesante. Sin duda, una de las cosas que con más cariño voy a recordar de este evento es haber podido contactar con alguien como él.

Os dejo aquí la entrevista con sus grandísimas y afiladas respuestas para que también vosotros podáis disfrutar de su persona.

picomocho
1. Saludos, y gracias por participar en esta entrevista cuyo objetivo es conocer un poco “La muerte de Pico Mocho y otros relatos” y tu opinión sobre la actualidad literaria. En primer lugar, tu obra nos cuenta mediante el uso de cuentos la vida de Pico Mocho. ¿Qué puede encontrarse el lector en ella?
La actualidad literaria es como estar en un salón donde todos quieren hablar y ser escuchados, pero ninguno presta atención a lo que dice el otro.
2. ¿Por qué te has decantado como autor por el cuento? ¿Es el formato que prefieres escribir?
Me gusta, simplemente eso. 
3. El cuento tiende a valerse de la metáfora para transmitir alguna enseñanza. ¿Qué crees que puede aprender el lector leyendo tu obra?
Entiendo que resulta difícil asimilar mis relatos si no eres venezolano y precisamente mis cuentos hablan sobre Venezuela. Mi país, o la gente de Venezuela, cree mucho en el “caudillo” o el líder que los sacará de la pobreza y nos devolverá nuestros “mejores” tiempos. La “muerte de Pico Mocho”, no sé si con éxito, toca ese tema.
4. En el concurso intentábamos dar a conocer obras autoeditadas. ¿Cómo piensas que se encuentra la autoedición actualmente? ¿Cómo la ves en el futuro?
Tiene cosas muy buenas, pero grandes desventajas. Me refiero a que es necesario un editor, por lo menos en el aspecto de la ortografía.  La escritura dejó de ser un arte y se convirtió en un negocio. Pues ese es el futuro; historias de vampiros, hombres lobos, dragones y “erotismo literario” por todos lados, omisión de algunas reglas ortográficas, desprecio por la semántica… 
5. Una de las cosas que hemos comentado en anteriores entrevistas sobre la autoedición es la falta de confianza del público en este sector. Parece que cuesta confiar en sus autores, aún, como en tu caso, teniendo menciones especiales en concursos (Roberto obtuvo una mención especial en el concurso de cuentos de la Policlínica Metropolitana). ¿Qué solución piensas que se podría aportar en este sentido?
Es complicado. He conversado con algunos colegas y todos coinciden en que los libros se venden por la publicidad y lo que está de “moda”. No puedes cambiar el mundo, pero sí colocar un granito de arena y tratar de ser feliz. ¿ La solución? Leer y escribir. 
6. ¿Y qué piensas de la literatura en general? ¿Cómo crees que se encuentra en la actualidad y hacia dónde se dirige?
La literatura es una amante infiel; no paga, pero es imposible dejarla.
7. Y nada más. Muchísimas gracias por tu intervención. Así que, para finalizar, ¿te gustaría añadir algo más que quisieras comunicar?
Muchas Gracias. Saludos a los otros participantes, éxito y bendiciones. 

AMANDO LA CIENCIA FICCIÓN

akasrall

Estoy sufriendo un golpe de fidelidad literaria con mi última novela. Y eso es algo maravilloso. Hace tiempo escribí (y os invité a formar parte de una prelectura cero) sobre el proyecto que estoy llevando a cabo en este momento. Se trataba, en principio, de una novela romántica titulada “Amor sobre ruedas”.

Era, además, la primera vez que hacía una lectura cero en directo, es decir, que se iba leyendo a menudo que se construía. Un experimento muy enriquecedor. La parte positiva, es que el feedback lo recibes teniendo fresco todo el argumento y puedes enderezarlo a tiempo.

IMG_20171024_125433_809
Yo madrugando para escribir y la causa de los retrasos de la novela

La parte negativa, que tener que estar revisando y reestructurando los capítulos hace que no puedas avanzar la historia hasta que todas las opiniones de los lectores (sois unos benditos, jamás me cansaré de agradecer vuestro apoyo y participación) han sido integradas, por lo que ese fuego natural que te hace querer avanzar en el argumento hay que saber regularlo. Pero lo dicho, es una suerte tener a alguien detrás que te hace mejor escritor (incluso persona), que invierte parte de su tiempo (el bien más escaso en la sociedad avanzada) en algo que te hace una ilusión gigantesca. Sin palabras. GRACIAS.

Pero una de las cosas más esclarecedoras es darse cuenta de que uno no puede evitar el género que ama, en mi caso la ciencia ficción. Uno de los avisos más recurrentes entre los lectores era la falta de una trama sólida más allá de los escarceos amorosos, por lo que he tenido que derivar en lo que hace hervir de ideas mi cabeza: la ciencia ficción. Al final, creo que se queda una interesante mezcla (65% romántica, 35% ficción) de la que estoy disfrutando sobremanera.

Pues eso, me apetecía plasmar un poquito las sensaciones de este trabajo. Si os apetece uniros, aunque ya hemos superado el ecuador de la historia, podéis apuntaros como lectores cero escribiendo a juanpacheco85@gmail.com.

¡Que tengáis un romántico (y por qué no ficticio) día!

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑