Buscar

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

Etiqueta

la sombra dorada

LA SEMILLA – Reseña

la semilla

Ya conocéis mi devoción por Luis M. Núñez. Pudisteis verla en mis reseñas de “La sombra dorada” y “Fragmentos mentales“. A estas alturas del blog creo que sobran las presentaciones. Es suficiente con decir que Luis es el culpable de que haya retomado mi Kindle y de que no busque literatura más allá de la tienda de Amazon a ver si tengo la suerte de encontrar a alguien que me ofrezca tan buenas experiencias lectoras como él. Su calidad literaria y humana es una clara señal de que hay vida más allá de la promoción indiscriminada y de la polarización literaria.

Así que, en cuanto me enteré de que había una tercera obra suya disponible, no dudé en hacerme con ella. Esta vez se trata de La semilla, una novela breve de base policíaca con tintes de fantasía sobrenatural. En ella, la policía Lucía Utrilla investiga un asesinato que acaba adquiriendo connotaciones más allá de lo humano. Se trata de una historia ligera que actúa como el comienzo de una futura saga.

La obra comienza bien, con el estilo propio del autor que una vez más tengo que resumir en EQUILIBRIO. Es una de las bondades que espero jamás escapen a la prosa de Luis. Hice hincapié en mis dos reseñas anteriores y lo hago una tercera vez sin temor a repetirme porque es algo digno de alabar. Aparecen las palabras exactas para sentir que no falta nada, que el texto goza de un nivel exquisito, pero que jamás se hace denso y aburrido, como si el autor fuera un exacto conocedor de la frontera que convierte el texto en algo engorroso. El resultado es un gozo continuo de la lectura.

Con ese estilo particular, se nos adentra en una investigación que acaba derivando en algo inesperado con la inclusión de fuerzas sobrenaturales. Y es aquí donde personalmente comienzo a tener sensaciones contradictorias. El relato vuelve a servirse de la increíble imaginación de su autor (la misma con la que pienso que tocó cielo con el relato “Diseñando la humanidad del futuro“, claro merecedor de su podio en el Certamen Alberto Magno). La narración goza de esa paradójica coherencia que hace creíbles las cosas increíbles de la fantasía. No se le puede reprochar nada en ese aspecto, y eso ya es meritorio en un relato de ficción. Sin embargo, a mí me falta algo más. No sabría decir qué es, no sería capaz de nombrar aspecto negativo alguno, pero hay una parte que (ojo, sin dejar de mantenerme enganchado), hace que me falte algo de pegamento para ponerle el sobrenombre de magistral a la obra. Sirva mi incapacidad de sugerir alguna mejora para recalcar que no soy capaz de hacer crítica negativa alguna a la obra. Todo lo contrario. Se trata de una excelente fusión de géneros que he disfrutado en todo momento.

Apuesto a que esa décima que me falta quedará resuelta en posteriores entregas. Sé que ese brillo está reservado a las continuaciones; estoy seguro. Añado además que toda novela breve tiene algo de cuento y que la metáfora final se basta a sí misma para bordar todo lo anterior. Así pues, esperaré nuevos capitulos con anhelo. Si ese era el objetivo de esta primera dosis, misión cumplida.

Tras todas estas divagaciones, concluyo. ¿La he disfrutado? Sí. ¿Recomendada? Por supuesto. Es un placer disfrutar del talento de Luis M. Núñez. Tal es mi devoción por él que no dudaría en leer ninguna de sus obras, pertenezcan o no a mis géneros favoritos. Agradezco, una vez más, el placer que me causa reseñar una de sus obras. ¡Larga vida a la prosa de Luis!

Un saludo a todos. He estado ausente últimamente, ¡pero sigo por aquí!

Anuncios

Fragmentos mentales – Reseña

sombra

Los que os pasáis por aquí de vez en cuando me habréis oído hablar alguna que otra vez de “La sombra dorada“, novela que me enamoró del talento literario de Luis M. Núñez, autor del blog Lord Alce lee y escribe. Así pues, no pude evitar lanzarme a ver otros títulos de su autoría y me encontré con “Fragmentos mentales“.

Es curioso. En otras disciplinas artísticas, por ejemplo la música, cuando nos gusta una canción tendemos a buscar el disco o más temas de su autor. No es algo que pase en la literatura. Ni siquiera en los best sellers. Muchos cientos de miles han devorado la Canción de hielo y fuego de George R. R. Martin pero pocos se han atrevido a indagar más allá de su prosa.

frag

Pero a lo que vamos. Me hice con Fragmentos mentales, que se trata de una recopilación de relatos que aúnan los tres géneros fantásticos por excelencia: terror, fantasía épica y ciencia-ficción. No soy muy propenso a leer colecciones, pero me pareció una muy buena manera de calmar un poco esa ansia provocada por la espera de la continuación de La sombra dorada.

En primer lugar, nos encontramos con los relatos de temática terrorífica. He de decir que de los tres géneros que abarca la obra, es el que menos suelo frecuentar. Aún así, en ellos se ve claramente el estilo de Luis M. Núñez. Y qué queréis que os diga… para mí, eso ya es suficiente para disfrutar de sus líneas.
Lo dije en su momento y vuelvo a confirmarlo, Luis es el equilibrio. Yo siempre digo que leer es para disfrutar. Y a este autor se le disfruta, porque su claridad es impecable, su capacidad de sumergirte en su mundo sin necesidad de descripciones tediosas es maravillosa. La optimización de las letras tiene un nombre, el suyo.

En la posición media aparecen los relatos de fantasía. En este ambiente es donde yo le conocí como escritor y de nuevo vuelve a ir sobrado de ideas y desarrollo para envolverte de realidad. Algo que me sorprendió en La sombra dorada fue su manera de esquivar heroicidades y épica previsible para llevarte a la hierba, a la cercanía, a la verdad. Y esos pequeños detalles se mantienen. Basta alguien hurgando su nariz, un olor característico o un detalle original para transportarte de lleno al marco de la acción. Todo eso puede saborearse aquí, incluso en la limitación que conlleva el relato corto.

Y, sin embargo, es en la ciencia-ficción donde luce con un brillo potente y esplendoroso y donde yo, personalmente, me he llevado una muy grata sorpresa con Fragmentos mentales. La tercera parte de la antología es brillante. Para no perdérsela, vaya. Desde una reflexión sobre la necesidad de una divinidad con la ayuda de la tecnología al eterno debate de la militarización de todo lo bueno, Luis acopla el sentir humano con el frío futurismo de una manera espléndida. De verdad, hago un ruego desde mi humilde posición: queremos una novela de ciencia ficción de tu autoría, Luis.

Hago hincapié en el relato (más bien una novela breve) que cierra la obra: Diseñando la humanidad del futuro. Una exquisitez. Un must read. La imaginación que desbordan sus líneas es digna de un genio con un talento más allá de la capacidad de una mente humana. Desde las nimiedades, como las comodidades futurísticas, hasta los cambios más importantes, como la futura situación de algunos países, va dejando comentarios que uno tiende a pensar que el autor ha viajado al futuro y ha vuelto para escribirlo porque son creíbles hasta el extremo. Todo ello sin perder de vista la humanidad de su protagonista que sufre y vive de manera anacrónica, y nosotros con él. Mis más sinceros agradecimientos por escribir algo así. Más que recomendado.

Así que nada, ahí os dejo con la reseña de mi última lectura, que espero que disfrutéis tanto como yo lo he hecho. Si me recomendáis algo nuevo para leer, quedo agradecido. Recordad que estoy en un ciclo en el que solo leo autoeditado, en busca de joyas como esta.

Sin más, deseo que tengáis un gran día.

RESEÑA – LA SOMBRA DORADA

sombra

Qué ganas le tenía a esta reseña. Hoy me apetece, y de qué manera, hablar sobre mi última lectura: La sombra dorada de Luis M. Núñez, una novela de fantasía épica. Os pongo en antecedentes. Como muchos, yo me desvirgué en el género con El señor de los anillos, y a día de hoy tengo como referencia la fantasía sucia y realista de Sapkowski y su saga del brujo Geralt.

Dicho esto, La sombra dorada nos ofrece una lectura amena que, si tuviera que definir en una plabra, esta sería equilibrio. Es un concepto que tiende a escaparse a este tipo de literatura y que Luis M. Núñez consigue plasmar con maestría. Pero antes, un poco de su argumento…

La caída de un meteorito trae consigo una especie de luz extraña capaz de transformar a los seres vivos en aberraciones. Antes de que la humanidad pueda siquiera entender la importancia de tal suceso, este ejército de monstruosidades avanza dirigido por un ente divino maligno envolviendo y corrompiendo todo a su alcance. La humanidad tendrá que prepararse ante esta terrible amenaza si no quiere sucumbir a ella.

Luis desarrolla esta gran historia sin que le sobre ni le falte nada desde una narrativa justamente medida. Las descripciones de lugares y personajes son brillantes, entregándonos características que nos ayudan a recrear los distintos emplazamientos de manera fácil, sin que eso signifique la escasez de detalles, sino que estos son los que verdaderamente importan y tienen mayor peso a la hora de recrear mentalmente las situaciones. Luis sabe dar en el clavo en la elaboración cretiva (y creatividad le sobra) para conseguir un texto ameno, en el que es fácil sumergirse, y alejado de los clásicos fragmentos tediosos de información extendida (que a menudo no sirven más que para desentenderse de la lectura) que parece que tengan que plagar este tipo de historias. Chapó. No había encontrado un equilibrio tan logrado en una historia, hago memoria para buscar alguna obra similar para ejemplificarlo y no encuentro ninguna.

Otro aspecto destacable es la descripción de los combates, tanto singulares como en lo relativo a las grandes batallas. Las explicaciones, claras. Los detalles, certeros. Es particularmente en este punto en el que suelen perder fuelle los grandes autores (Sapkowski particularmente me hace perderme en las luchas), pero Luis, cual maestro de esgrima o cual estratega bélico, saca un diez en este aspecto. De verdad, voy a echar de menos esa claridad y acierto, esa profundidad en los detalles de los ejércitos medievales… Gracias a él, uno puede sentirse dentro del relato, yo casi puedo decir que estuve en la Batalla de las Planicies Ardientes.

Con los personajes, de vuelta al equilibrio. Son esos datos certeros los que les llenan de personalidad. Remarco incluso algunos secundarios, que están destinados a aparecer en unas pocas páginas, pero para los que inventa alguna historia peculiar que les llena de vida. ¡Qué manera de llenar de vida a los personajes secundarios y puntuales! Ah, y por fin una obra de fantasía con nombres que no suenan raros, que se aceptan como normales. Tenía que decirlo, gran acierto en las denominaciones de los personajes.

En cuanto al ritmo, pues más equilibrio. Ni la historia se acelera, ni se estanca en ningún momento. Lo dicho, ni sobra nada ni falta nada. Y subrayo, algo muy difícil en este tipo de obras.

Y si nos dejamos los tecnicismos y hablamos de sensaciones, que siempre tiendo a darle más importancia en una reseña, os diré que yo he disfrutado mucho la historia. Está contada de manera brillante, con un uso exquisito del lenguaje. Me ha entretenido, me ha mantenido expectante y ha hecho que maldijera no tener más tiempo libre para poder seguir leyendo en muchas ocasiones. Creo que todo lo bueno que pueda decir quedaría bien resumido expresando que espero con ansia la salida de un segundo volumen, que tengo entendido que habrá.

Finalizo aquí mi reseña deseando todo lo bueno que se pueda desear a Luis M. Núñez y agradeciendo que nos haya ofrecido a los lectores una obra de tanta calidad. La recomiendo de manera sobrada, me juego mi reputación como lector en ella. Os encantará. Es un must have en toda regla, uno de esos libros que quieres recomendar por inercia, porque quieres que otras personas lo disfruten tanto como tú.

Leedlo, en serio. Y me contáis.
Nada más. ¡Que tengáis un fantástico día!

Blog de WordPress.com.

Subir ↑