Buscar

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

Etiqueta

luis m. nuñez

RESURGE LA PLATA – Reseña

51mzhsk3ccl

Hacía tiempo que no publicaba una reseña, y en momentos así es cuando uno se da cuenta de la tremenda crueldad que es no tener mucho tiempo disponible. Más aún, cuando el exceso de trabajo y proyectos te obliga a retrasar una lectura tan excelente como es Resurge la plata, de Luis M. Núñez. Pero por fin he podido abordar en su totalidad esta magnífica historia y procedo a contar mis impresiones.

Es difícil reseñar esta obra intentando no desvelar nada de su predecesora, La sombra dorada, pues si bien se puede disfrutar de manera independiente a esta (cosa que valoro en las series, que cada capítulo tenga valor por sí mismo), el inicio de esta continuación está íntimamente ligado al final de su precuela.

Así, arriamos velas y comenzamos el relato cruzando el océano, a bordo de un navío en un inicio un tanto confuso con una escena que se irá ubicando en el argumento global más adelante. Mención especial a las partes del libro en las que se viaja sobre las aguas; muy frescas, tan bien relatadas que uno puede sentir la brisa marina con el pasar de las hojas.

En torno a ese viaje naval, se va desplegando una historia desde Nuevo Mundo, un nuevo continente colonizado, que se convierte para mí en el mejor regalo que nos ofrece esta historia. La organización de este continente ofrece un soplo de aire fresco al género, en casi todas los títulos similares basado en una estructura medieval repetida hasta la saciedad. El mal común al que un día debió enfrentarse la humanidad ha permitido una unión, obligada por la supervivencia, que permite una estructura casi comunista, un pequeño triunfo del bien común, y así es como socialmente y políticamente se recrea este Nuevo Mundo tan particular, que no puedo más que aplaudir y disfrutar por el ingenio creativo derrochado en él. Ya no a nivel social, sino biológico (pues no se sumaron los animales a esta colonización) y geográfico, se nos ofrece un mundo creado desde cero, por y para la ocasión, otorgando esa sensación de originalidad tan difícil de encontrar en el género de la fantasía. Bravo, Luis. Bravo.

Y al igual que con La sombra dorada, el argumento va creciendo cual bola de nieve y tejiéndose a sí mismo, ganando en expectación y grandeza. Las distintas tramas se van sucediendo, todas relacionadas entre sí, con ese estilo equilibrado que tanto me gusta exaltar de este autor. No faltan detalles, ingeniosos muchos de ellos, ofrecidos en tal perfecta medida que no llegan a abrumar. Luis sabe dosificar el relato, y lo hace de manera espléndida.  Si acaso, por poner un pero y como opinión personal, solo me faltó algo de intensidad en cierta trama de intrigas e intereses políticos.

Pero sin tiempo para respirar, en el tercio final de la historia, la bola de nieve argumental estalla y se convierte en una bola de fuego con un ritmo in crescendo que nos lleva a su apoteósico final. La batalla final, esperada desde el inicio de la historia, se desarrolla en base al gran talento que su autor tiene para describir estos combates masivos. Muchos escritores lo intentan y se pierden en la espesura de sus tropas, en la envergadura del enfrentamiento, pero Luis M. Núñez hace un relato tan limpio, tan claro y tan inmersivo que el fragor de la batalla se puede respirar en cada frase. Si otro aspecto puede ser característico de esta serie, es la grandiosa narración de sus batallas. En esta segunda entrega se echa de menos alguna más, pero la coherencia argumental en este caso obliga a lo que toca, esperado por otro lado desde el comienzo de la obra aumentando las ganas de que ocurra.

Y así se llega al final. Sin sensación de premura, ni con las fuerzas agotadas ante la lectura. En coherencia con el equilibrio global de la historia, el cierre de la última página es adecuado, perfecto, una caricia y un agradecimiento a la buena literatura por habernos sumergido en una de esas historias que uno se siente afortunado de haber encontrado, de esas cuya inversión temporal otorga buenos réditos de felicidad.

Esto es lo que queríamos tras la Batalla de las Planicies Ardientes. Justo esto, es lo que esperábamos como continuación de una primera obra que me pareció grandiosa y que me dio a conocer uno de mis autores favoritos. Esperaba una gran segunda parte. El listón estaba muy alto. Y las expectativas, han sido totalmente cumplidas.

¡Gracias por ofrecernos tu talento, Luis! ¿A qué esperáis para haceros con esta gran historia?

Un saludo a tod@s.
¡Nos vemos las instacaras por @icaro_jon!

Anuncios

LA SEMILLA – Reseña

la semilla

Ya conocéis mi devoción por Luis M. Núñez. Pudisteis verla en mis reseñas de “La sombra dorada” y “Fragmentos mentales“. A estas alturas del blog creo que sobran las presentaciones. Es suficiente con decir que Luis es el culpable de que haya retomado mi Kindle y de que no busque literatura más allá de la tienda de Amazon a ver si tengo la suerte de encontrar a alguien que me ofrezca tan buenas experiencias lectoras como él. Su calidad literaria y humana es una clara señal de que hay vida más allá de la promoción indiscriminada y de la polarización literaria.

Así que, en cuanto me enteré de que había una tercera obra suya disponible, no dudé en hacerme con ella. Esta vez se trata de La semilla, una novela breve de base policíaca con tintes de fantasía sobrenatural. En ella, la policía Lucía Utrilla investiga un asesinato que acaba adquiriendo connotaciones más allá de lo humano. Se trata de una historia ligera que actúa como el comienzo de una futura saga.

La obra comienza bien, con el estilo propio del autor que una vez más tengo que resumir en EQUILIBRIO. Es una de las bondades que espero jamás escapen a la prosa de Luis. Hice hincapié en mis dos reseñas anteriores y lo hago una tercera vez sin temor a repetirme porque es algo digno de alabar. Aparecen las palabras exactas para sentir que no falta nada, que el texto goza de un nivel exquisito, pero que jamás se hace denso y aburrido, como si el autor fuera un exacto conocedor de la frontera que convierte el texto en algo engorroso. El resultado es un gozo continuo de la lectura.

Con ese estilo particular, se nos adentra en una investigación que acaba derivando en algo inesperado con la inclusión de fuerzas sobrenaturales. Y es aquí donde personalmente comienzo a tener sensaciones contradictorias. El relato vuelve a servirse de la increíble imaginación de su autor (la misma con la que pienso que tocó cielo con el relato “Diseñando la humanidad del futuro“, claro merecedor de su podio en el Certamen Alberto Magno). La narración goza de esa paradójica coherencia que hace creíbles las cosas increíbles de la fantasía. No se le puede reprochar nada en ese aspecto, y eso ya es meritorio en un relato de ficción. Sin embargo, a mí me falta algo más. No sabría decir qué es, no sería capaz de nombrar aspecto negativo alguno, pero hay una parte que (ojo, sin dejar de mantenerme enganchado), hace que me falte algo de pegamento para ponerle el sobrenombre de magistral a la obra. Sirva mi incapacidad de sugerir alguna mejora para recalcar que no soy capaz de hacer crítica negativa alguna a la obra. Todo lo contrario. Se trata de una excelente fusión de géneros que he disfrutado en todo momento.

Apuesto a que esa décima que me falta quedará resuelta en posteriores entregas. Sé que ese brillo está reservado a las continuaciones; estoy seguro. Añado además que toda novela breve tiene algo de cuento y que la metáfora final se basta a sí misma para bordar todo lo anterior. Así pues, esperaré nuevos capitulos con anhelo. Si ese era el objetivo de esta primera dosis, misión cumplida.

Tras todas estas divagaciones, concluyo. ¿La he disfrutado? Sí. ¿Recomendada? Por supuesto. Es un placer disfrutar del talento de Luis M. Núñez. Tal es mi devoción por él que no dudaría en leer ninguna de sus obras, pertenezcan o no a mis géneros favoritos. Agradezco, una vez más, el placer que me causa reseñar una de sus obras. ¡Larga vida a la prosa de Luis!

Un saludo a todos. He estado ausente últimamente, ¡pero sigo por aquí!

Fragmentos mentales – Reseña

sombra

Los que os pasáis por aquí de vez en cuando me habréis oído hablar alguna que otra vez de “La sombra dorada“, novela que me enamoró del talento literario de Luis M. Núñez, autor del blog Lord Alce lee y escribe. Así pues, no pude evitar lanzarme a ver otros títulos de su autoría y me encontré con “Fragmentos mentales“.

Es curioso. En otras disciplinas artísticas, por ejemplo la música, cuando nos gusta una canción tendemos a buscar el disco o más temas de su autor. No es algo que pase en la literatura. Ni siquiera en los best sellers. Muchos cientos de miles han devorado la Canción de hielo y fuego de George R. R. Martin pero pocos se han atrevido a indagar más allá de su prosa.

frag

Pero a lo que vamos. Me hice con Fragmentos mentales, que se trata de una recopilación de relatos que aúnan los tres géneros fantásticos por excelencia: terror, fantasía épica y ciencia-ficción. No soy muy propenso a leer colecciones, pero me pareció una muy buena manera de calmar un poco esa ansia provocada por la espera de la continuación de La sombra dorada.

En primer lugar, nos encontramos con los relatos de temática terrorífica. He de decir que de los tres géneros que abarca la obra, es el que menos suelo frecuentar. Aún así, en ellos se ve claramente el estilo de Luis M. Núñez. Y qué queréis que os diga… para mí, eso ya es suficiente para disfrutar de sus líneas.
Lo dije en su momento y vuelvo a confirmarlo, Luis es el equilibrio. Yo siempre digo que leer es para disfrutar. Y a este autor se le disfruta, porque su claridad es impecable, su capacidad de sumergirte en su mundo sin necesidad de descripciones tediosas es maravillosa. La optimización de las letras tiene un nombre, el suyo.

En la posición media aparecen los relatos de fantasía. En este ambiente es donde yo le conocí como escritor y de nuevo vuelve a ir sobrado de ideas y desarrollo para envolverte de realidad. Algo que me sorprendió en La sombra dorada fue su manera de esquivar heroicidades y épica previsible para llevarte a la hierba, a la cercanía, a la verdad. Y esos pequeños detalles se mantienen. Basta alguien hurgando su nariz, un olor característico o un detalle original para transportarte de lleno al marco de la acción. Todo eso puede saborearse aquí, incluso en la limitación que conlleva el relato corto.

Y, sin embargo, es en la ciencia-ficción donde luce con un brillo potente y esplendoroso y donde yo, personalmente, me he llevado una muy grata sorpresa con Fragmentos mentales. La tercera parte de la antología es brillante. Para no perdérsela, vaya. Desde una reflexión sobre la necesidad de una divinidad con la ayuda de la tecnología al eterno debate de la militarización de todo lo bueno, Luis acopla el sentir humano con el frío futurismo de una manera espléndida. De verdad, hago un ruego desde mi humilde posición: queremos una novela de ciencia ficción de tu autoría, Luis.

Hago hincapié en el relato (más bien una novela breve) que cierra la obra: Diseñando la humanidad del futuro. Una exquisitez. Un must read. La imaginación que desbordan sus líneas es digna de un genio con un talento más allá de la capacidad de una mente humana. Desde las nimiedades, como las comodidades futurísticas, hasta los cambios más importantes, como la futura situación de algunos países, va dejando comentarios que uno tiende a pensar que el autor ha viajado al futuro y ha vuelto para escribirlo porque son creíbles hasta el extremo. Todo ello sin perder de vista la humanidad de su protagonista que sufre y vive de manera anacrónica, y nosotros con él. Mis más sinceros agradecimientos por escribir algo así. Más que recomendado.

Así que nada, ahí os dejo con la reseña de mi última lectura, que espero que disfrutéis tanto como yo lo he hecho. Si me recomendáis algo nuevo para leer, quedo agradecido. Recordad que estoy en un ciclo en el que solo leo autoeditado, en busca de joyas como esta.

Sin más, deseo que tengáis un gran día.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑