Buscar

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

Etiqueta

romanticas

SE BUSCA LECTOR CERO para novela romántica

kasesc

Me lanzo a la novela romántica. Los que me seguís sabéis que siento predilección por la fantasía y la ciencia ficción. Pero también sabéis que pienso que lo único permanente es el cambio, que soy un culo inquieto y que hago apología del aprendiz de todo y maestro de nada.

El lanzamiento de El corazón del aedo me ha roto los esquemas. Me ha acercado a un género y a un público que me está demostrando que en mi corazón caben muchos más litros de felicidad de los que pensaba. También me ha llevado, con el combustible de la nostalgia, al género en el que empecé a escribir y me apetece, me motiva, necesito ponerme manos a la obra con una novela de género romántico. Eso no significa que abandone los proyectos fantásticos que tengo entre manos, pero yo soy de los que deja que los paréntesis en su vida los marque el corazón.

Y en este momento es cuando hago referencia al título de la entrada y os invoco como lectores cero en este género en el que me estreno. Si hay algo que me encanta a la hora de escribir, es la interacción entre personas. Quiero disfrutar también de esta aventura con vosotros, si me concedéis este baile. Aunque los esbozos, los esquemas y parte de la historia ya está escrita, aviso de que será una lectura en directo, es decir, que iréis leyendo más o menos al mismo ritmo de escritura. Si os animáis a participar para que esto sea un poquito más de todos, solo tenéis que escribirme a juanpacheco85@gmail.com o dejarme vuestro correo en los comentarios para ponerme en contacto con vosotros.

La sinopsis de la historia que vamos a leer podría ser algo así:

Amor sobre ruedas
“Heikki es un joven y prometedor piloto de ‘rally’. Lo mejor de las carreras para él no es cruzar la meta en primera posición, sino el abrazo que Rita le da antes de cada competición para desearle buena suerte. Sin embargo, un inesperado accidente acaba inhabilitándole y separándole del mundo automovilístico que les ha unido. En un esfuerzo por seguir cerca de ella, Heikki decide continuar en el equipo como mecánico del equipo. Pero la llegada de Nils, el nuevo piloto que le sustituirá al volante, despertará las pasiones de Rita. Con la vida de Nils en sus manos ¿dejará Heikki que los celos le transformen hasta el punto de manipular el coche de su compañero para provocar su accidentada muerte?”

Espero que os animéis y la disfrutemos.
¡Que tengáis un romántico día!

Anuncios

DE AMOR NO SE COME

AKASAM

Cuántas veces nos han dicho la mortífera oración “solo de amor no se come”, con la intención de que dejemos de lado ese estado de idiocia que adquirimos cuando nos enamoramos y nos pongamos a trabajar. Bien, no estoy de acuerdo con esa frase popular (del todo).

En El corazón del aedo, a Khalid, uno de los protagonistas de uno de los relatos, se le ordena construir la primera pirámide egipcia. Tamaña responsabilidad le pesa en el alma. Comparto el inicio de este relato para poneros en situación:

“Khalid mira el solar sobre el que debe edificar la primera gran pirámide egipcia. Suda, y no solo por el calor. Se echa las manos a su afeitada cabeza. Sobre la alfombra de arena debe crear una construcción digna del faraón Zoser. Piensa que es como tejer un barco con hilos quebradizos e intentar que no se hunda, un imposible. Siente en sus venas el orgullo de temer despertar la ira faraónica.”

¿Cómo soluciona la papeleta? Como no podía ser de otra forma en un texto romántico, con la ayuda del amor. Es cierto que estar enamorados nos descentra, sí. Pero también nos alegra, enaltece nuestro estado de ánimo, nos vuelve más vivarachos y receptivos. Todas esas condiciones son esenciales y potencian la creatividad. A veces solo hace falta (en ocasiones incluso es vital) un poco de inspiración para encontrar la solución a los problemas, para ser más eficientes. Y sí, el amor es un potente embrujo inspirador. Además, si al final nada sale como uno espera, mejor pasar los malos tragos en amorosa compañía, ¿no?

Un saludo.
¡Que tengáis un amoroso día!

 

TE REGALO MI AFECTO #4

ft1

Aquí vamos con otra entrada sobre regalos personalizados (y ya van cuatro), otro asalto al ideal de que importa más lo que eres y lo que haces que lo que tienes. O, en una versión más práctica: cómo currarte un regalo bonito o decir lo que sientes sin palabras y sin gastarse un pastizal, que ya sabemos que los escritores…

La celebración del cumple de mi pareja comenzó conmigo llevándole el desayuno a la cama: papilla de bebé. Tras su cara de “dios mío, con quién estoy viviendo yo“, le hago entrega de un sobre fechado un año después de su nacimiento con una notita que viene a decir que no solo quería celebrar su 32ª cumpleaños, sino todos los que no pude celebrar con ella porque no la conocía aún. En ese instante celebrábamos su primer cumpleaños, simbolizado por la papilla porque imagino que en un primer cumpleaños solo se puede hacer eso o chupar teta (y eso último prefería guardarlo para unos años más adelante).

Salimos a pasear y su cumpleaños se celebró en un parque (con sobre y tarjeta incluido con frase romántica, algo que se repetiría cada año que se avanzaba), y el haciendo castillos de arena en la playa (aquí es donde podéis meter alguna frase tipo es que a este castillo le faltaba la princesa que eres tú). El cumpleaños se celebró tomando algo que le gusta mucho a los niños (helado) y el con barra libre de chuches. Es conveniente intentar que todo sea inesperado y sacar el sobre en el momento adecuado.

ft2.jpg

Así sucedieron los distintos años dentro del mismo día, pasando por la niñez y la adolescencia, recreando los tiempos del primer beso, los paseos adolescentes, el baile de fin de curso… tomando sentido una romántica idea, curiosa, y divertida, al revivir una vida creciendo de forma acelerada.

ft3

Y llega así el momento de la conclusión, el de darle sentido a todo este crucigrama de edades y actividades. ¿Por qué hemos hecho todo esto? Por una sencilla razón. Cuando queremos a alguien siempre decimos que queremos que sea para toda la vida. Se trata de una afirmación incorrecta, ya que nada puede ser para toda la vida si hay parte de ella que no se ha vivido. Es decir, lo correcto sería decir “quiero que lo nuestro sea para toda la vida desde el momento en que te conocí o para toda la vida a partir de este momento“. O algo así. Revivir a modo de juego los años que no has podido vivir con esa persona hace que, ahora sí y con sentido, se pueda decir, a secas y sin incoherencia, que la relación puede ser para toda la vida.

Ahí lo dejo.
Un saludo y, ¡hasta otra!

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑