Buscar

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

Etiqueta

textos

¿PREPARADO PARA ELEGIR A TU TIRANO?

Sin título

¿Preparados para elegir este domingo a nuestro próximo dictador presidente? Iba a hacer hoy una entrada de descargo preelectoral, pero qué mejor telón de fondo que la antigua Atenas para reflexionar sobre democracia, y lo haré a través de Néstor y Nerea, protagonistas de GÀTA, para los que os quedasteis con ganas de más respecto a su relación o para los que queráis conocerlos.

Es más, se me ha ocurrido de vez en cuando escribir relatos con el universo GÀTA de trasfondo sobre temas de actualidad, creo que puede ser interesante. ¡Y aquí va el primer experimento!

 

nene

—¡Parecen jabalíes salvajes con esto de las votaciones! —dijo Nerea como saludo al entrar en el patio que Néstor, el jardinero del hogar, se encargaba de cubrir de vistosa vegetación.

Aunque su cometido era dar color a aquel lugar, sentía que solo lo conseguía cuando Nerea hacía acto de presencia. Néstor, al ver entrar a la muchacha, sintió que las estatuas de las diosas que adornaban aquel espacio exterior cobraban vida, alimentándose de la esencia de la chica a la que, en secreto, amaba. Nerea se sentó en uno de los bancos de piedra cruzando una piedra sobre la otra, convirtiéndose, en opinión del jardinero, en la flor más vistosa de todo el lugar.

—Sí, están muy emocionados, es cierto… —afirmó Néstor con un temblor de manos que hacía que se le cayeran varias de las semillas que previamente había seleccionado como dignas del patio del señor Megacles, el padre de Nerea.

—¿Y tú no votas? —preguntó ella haciendo que el jardinero agachara la cabeza debido al peso de la humillación de tener que reconocer que no era una persona importante. Nerea se dio cuenta de su falta de tacto y rectificó—. Bueno, tampoco creo que sea algo tan importante…

—¡Cómo que no! —exclamó Néstor promovido por el orgullo democrático que le habían contagiado en la academia en la que se había formado como botánico sus compañeros que estudiaban la política—. ¡Cien de los mil funcionarios son elegidos por votación! Y entre ellos, los diez strategoi.

—Es decir… —comenzó a decir Nerea mientras pensaba, con su dedo índice en la barbilla y mirando hacia arriba—. Que los ciudadanos eligen a diez personas para que gobiernen. Y ya está.

—¿Y ya está? —cuestionó Néstor sintiendo indignación en su corazón, al menos en la ínfima parte que no estaba ocupada por el amor que sentía por la muchacha.

—A ver, explícame… —Nerea palmeó el hueco que había a su lado en el banco. Néstor accedió, sabiendo que arriesgaba demasiado con aquella cercanía. Pero todos estaban ocupados con las tareas electorales y había pocas probabilidades de recibir una reprimenda por acercarse tanto a la hija del señor de la casa. Una vez se hubo sentado cerca de ella, Nerea continuó hablando—. Como las mujeres no podemos votar y estoy casi todo el tiempo en el gineceo donde de política se habla muy poco, desconozco completamente el proceso.

—Pues la mayoría de magistrados son elegidos por sorteo, pero los más importantes los elegimos nosotros… Los ciudadanos libres con derecho a voto, quiero decir. —Néstor resopló, los nervios eran inversamente proporcionales a la cercanía a Nerea. Aunque se había sentado en el extremo opuesto del banco, este le quemaba como si estuviera en el mismísimo Hades—. Y ellos gobiernan con la confianza que le dio el pueblo.

Nerea estalló en una carcajada, tan exagerada que Néstor, de no estar prendado por el brillo de su alegría, se habría molestado.

—¿Solo es eso? —advirtió Nerea—. ¿En serio? Había oído que la delocracia…

—Democracia —corrigió Néstor.

—Eso, que la democracia era que los ciudadanos gobernaban. Pero no, lo hacen unas pocas personas. Muy pocas, de hecho, si las comparamos con todos los atenienses.

—Pero son elegidos por todos —apuntó Néstor, que no entendía cómo Nerea estaba ridiculizando el avanzado sistema político de la polis.

—No, no… A ver… Todo eso es… ¡muy inútil! —Néstor torció el gesto ante esa opinión—. A ver, imagina que yo te elijo como esposo. Bueno, que pudiera hacerlo de no ser porque estoy comprometida por Leandro… —Esta vez la que agachó la cabeza por la timidez fue ella—. Solo imagínalo, ¿de acuerdo? Sería cierto que yo te he elegido a ti, pero tú podrías gobernar con mi cuerpo como quisieras, sin que yo pudiera poner objeción alguna, porque, claro, yo ya he elegido.

Néstor sintió que algo le arañaba en el bajo vientre al interpretar esas peligrosas palabras que Nerea había utilizado de forma ingenua. Gobernar su cuerpo… Se sacudió la cabeza, eliminando aquellos calenturientos pensamientos.

—Pero la gente vota a aquellos que les genera confianza —dijo Néstor, y procedió a continuar con aquel ejemplo que tanta alegría le causaba—. Si tú me eliges a mí, es porque sabes que voy a cuidar bien de ti. Es así de sencillo.

Él no sabría cuidar de otra forma de ella, eso lo tenía claro.

—No, no, no es así de sencillo —siguió contraatacando ella—. Yo te elijo a ti, pero después no puedo opinar de tu forma de actuar. Delocra… Democracia sería que pudiera, cada día, en cada momento, intervenir en tus decisiones. Yo puedo elegirte a ti como esposo porque sé que cuidas bien las plantas, y apuesto que tú sabrías perfectamente cuáles son mis favoritas, pero… ¿Y si algún día cambiara de flor favorita? ¿Cómo te lo haría saber? ¿No tendrías que preguntarme acaso cada día cuál es mi favorita? Quiero decir, yo no sé qué voy a querer mañana, ¡nadie puede saberlo! Tendría que poder opinar más veces…

—¡Pero no puedes preguntar a los ciudadanos tan a menudo!

—Y, otra cosa… —sigiuó Nerea, emocionada por aquella conversación sobre un tema que casi nunca podía tratar—. Solo puedo votar a una persona, y lo te votaría a ti por lo bien que cuidas de mi jardín. Pero, reconócelo, no tienes ni idea de cantar. ¿Tendría entonces que elegir entre un bonito jardín o una buena canción? No tendríamos por qué congeniar en todo. Por eso, ¿no podría elegir a varios para cuidarme? —Néstor sintió una punzada en el estómago al pensar en otras personas cuidando de Nerea—. No, espera, ¿no puedo elegir una persona para cada cosa? ¿No puedo votar en función de cada cosa que me interese en vez de todo junto?

—Bueno, en eso creo que tienes razón… —aceptó Néstor—. Creo que cada vez que ocurriera algo importante se debería consultar a los ciudadanos, para que puedan elegir sobres aspectos independientes. Si no, solo acabarán eligiendo basándose en uno en concreto, y solo uno tendría valor para la elección… —reflexionó Néstor, dándose cuenta de que al final los ciudadanos solo votaban respecto a lo que influía en el saco de sus monedas, dejando de lado la gran mayoría de otros aspectos cívicos que pasaban a ser, según ese sistema, secundario.

—Creo que tengo que irme, me ha encantado hablar contigo —dijo Nerea levantándose al advertir que varias personas entraban en el patio.

—Nerea. ¿Sabes lo que pienso? —preguntó Néstor intentando retener unos segundos más a la muchacha con sus palabras—. Creo que tu idea de la política se asemeja mucho a la del amor. La de los aedos, al menos. Estoy de acuerdo, habría que preguntar cada día y sobre más temas a los ciudadanos. Pero mucho me temo entonces, que lo que falta en la política es precisamente amor. Espero que en un futuro sí esté presente en el gobierno. Los oradores deberían aprender de ti.

Nerea sonrió a modo de despedida, feliz por aquel intercambio de pareceres y por la satisfacción del reconocimiento. Cuando ella estiraba aquellos labios, el alma de Néstor se engrandecía. El joven sabía que en todas las opciones que él tuviera para escoger, la elegiría siempre a ella. Pero en el sentido amoroso, su corazón estaba sufriendo una tiranía.

Spin-off de Gàta.
¡Nos vemos las instacaras por @icaro_jon!

LA IMAGEN MÁS BONITA DEL MUNDO

blog2

No se me ocurre mejor título para esta entrada. Creo que sería un acto merecedor del mayor de los castigos no titular así esta publicación con la foto que utilizo para encabezarla. Esa imagen es, para mí y en el momento que la recibo, la más bonita del mundo. Un punto de luz que hace que todo lo que hay alrededor de mi existencia se funda a negro, que mi cabeza no se dedique a otra cosa que transmutar cada uno de sus píxeles en felicidad absoluta.

Y no lo digo por esos ojos que son la firma de un dios, cualquiera en el que creáis, que decidió superarse a sí mismo. Tampoco hago alusión a esa sonrisa que es el pasaporte a un paraíso, uno tan bello que aún no ha sido creado, y que espero no tenga fecha de caducidad. No. Lo más bonito de esa persona es lo que no se ve, lo que esconde por dentro y que yo fotocopio con celosía en lo más profundo de mi corazón. Esa persona es, para mí, una de las tantas formas de amor que como seres humanos somos capaces de percibir: la amistad eterna sin condiciones, la que acepto con los ojos cerrados porque sé que no hay letra pequeña.

Pero con el título tampoco me refiero a ese ángel de mi guarda que aparece en la imagen.

La fotografía es lo más bonito del mundo porque en las manos de la alegría personificada aparece un pedazo de mí. Una catarata de ilusión concatenada de frases, una parte de un gran sueño hecho papel, ese “Sanador del tiempo” que todavía se empeña en darme alegrías. Todo lo que soy, no tiene sentido si no pasa por sus manos. Así ha sido y lo seguirá siendo siempre, mi alegría y su existencia es un matrimonio bien avenido que se consuma cada vez que tengo la suerte de coincidir en el espacio-tiempo con su presencia, en cualquiera de sus formas posibles.

Esta imagen es lo más bonito del mundo por lo que representa: dos cosas sin las que no podría vivir, juntas. Dos pedazos de mi alma representados en un mismo encuadre. La amo, por supuesto. A la fotografía y a ella.

Y nada más por hoy.
¡Nos vemos las instacaras en @icaro_jon!

 

ENTREVISTA EN LA TerBi

logotipodefinitivo

Siempre digo que el alimento del escritor no son las ventas (no al menos más allá de saber la confianza que deposita un lector en ti cuando adquiere uno de tus libros). Cada vez que me preguntan lo mejor de ser escritor, se me ocurren muchos pequeños detalles que se convierten en la tinta que escribe la palabra FELICIDAD.

Uno de esos detalles es, por ejemplo, que alguien se moleste en entrevistarte. Esa oportunidad de poder hablar sobre tu pasión y que a la vez se convierte en un apoyo público me hace sentir que me falta corazón para agradecer el detalle. Esta vez he tenido la suerte de ser entrevistado por la Tertulia de Ciencia-Ficción de Bilbao (Terbi), un grupo creado en torno a la ciencia ficción, con reuniones mensuales y revista propia.

reunion2bterbi

Os dejo aquí el enlace a la entrevista y así de paso podéis conocer su blog. Si tenéis la suerte de ser del norte, os aconsejo que os unáis al grupo para poder disfrutar de manera colectiva de la ciencia ficción.

Y como siempre que enlazo a contenido añadido,  cierro aquí la entrada para no extenderme mucho más.

Un saludo y un abrazo a todos.

Y AHORA, ¿QUÉ? La organización de un toc

akasuni

Tras la publicación de El sanador del tiempo, y con toda mi energía dedicada a él, parece que mi mundo literario se acabe en esa, mi primera novela publicada. Pero no es así. Sigo trabajando en varios frentes (demasiados para centrarme), y como buen toc que le gusta tener todo atado, os los comento para compartir con vosotros mis próximos caminos y para obligarme a trabajar en ellos, que parece que cuando escribes algo aquí te comprometes con más seriedad.

Seguiré trabajando con El sanador del tiempo, obviamente. Lo más certero que puedo decir (no me la juego con las promesas que tiendo a incumplir por falta de tiempo), es que voy a tener una íntima colaboración con una revista de ciencia-ficción.

A día de hoy, tengo un contrato editorial prácticamente cerrado con Ediciones B para la publicación de un pequeño libro que mezcla poesía épica con relatos románticos basados en la antigüedad. Hablaré largo y tendido sobre esto dedicándole un post completo. La publicación saldrá a lo largo del 2017.

Sigo escribiendo otra novela cuyo título a día de hoy sería La academia del tiempo. Sí, tiene que ver mucho con la dinámica de El sanador del tiempo, pero nada con su argumento y personajes. No es secuela ni precuela. Aprendiendo de las cosas mejorables de El sanador del tiempo, me enfoco un poquito más en la ciencia-ficción para que los viajes en el tiempo (esta vez en la Edad Media) estén más justificados en un marco más completo y lógico. Me atrevería a decir que se tratará de un texto algo más juvenil, por eso de que todo gira en torno a una academia y sus alumnos. Lo que sí puedo asegurar es que necesitaba ponerme manos a la obra, vuelvo a sentir esa quemazón en el estómago y esa incapacidad de separarme del teclado a la hora de escribir.

Algo tengo que hacer con Elderville. Los que bien me conocéis, sabéis que como lector, la fantasía épica es una de mis debilidades. Como escritor disfruto tanto o más que leyéndola, pero no me atrevo a trabajar con ella de manera mínimamente profesional. Es un género muy trillado, muy desarrollado, en el que por respeto no me atrevo a meterme al pensar que no ofrezco nada nuevo. Aún así, por simple ocio, escribí una novela breve llamada “Elderville y el ciclo del odio” y actualmente me encuentro desarrollando otra pequeña novela del mismo personaje. Algo tengo que hacer con esta “saga”, pero no sé todavía muy bien el qué.

Por último, también tengo en mente escribir algo sobre la historia de Alicante. Cada vez que visito Santa Bárbara el cuerpo me pide a gritos darle vida. Me falta mucho tiempo libre para poder abarcarlo todo a la vez y seguramente esperaré a cerrar algún frente para empezar con este.

Y nada, que bienvenidos a mi domingo de ponerme al día conmigo mismo. Espero que estos proyectos nos puedan dar muchas alegrías a todos en el futuro.

Un abrazo.

¿QUÉ PASA CON LAS PRESENTACIONES DE LIBROS?

 

Tercera vez que aparece por aquí Rolly Haacht y para mí sigue siendo un honor. Esta vez su presencia viene empañada por la mía, tras participar con ella en un vídeo para su canal de Youtube. En él abordamos por qué las presentaciones de libros son cada vez más parecidas a un clima desértico.

No me extenderé mucho, que para eso está el vídeo, pero lo cierto es que cada vez hay menos afluencia y entusiasmo por las presentaciones de libros. Creemos que es por el enfoque comercial que se les da, parece que sea obligatorio que haya que comprar el libro y lo que se acaba montando es un chiringuito en el que tras leer un par de páginas, parece que se obligue al asistente a comprar la obra. No estoy de acuerdo. Hay que cambiar ese concepto. A una presentación hay que ir a pasárselo bien (para eso hay que cambiar su desarrollo) y sobre todo se va a compartir una ilusión y a acrecentar una comunidad unida por las palabras y el papel. Pero bueno, no digo más, que ya doy mi particular visión (de forma acelerada por el nerviosismo típico de tener una cámara delante) en el vídeo.

¡Un saludo!

FRONTERAS EN EL NILO

akaseg

Ayer os dejé sin poema diario y hoy compenso con uno más largo y cuidado. Uno que pertenece a mi próximo proyecto que abordará la historia (para variar) pero desde el género lírico. Será un libro de poesías basadas en situaciones históricas porque como digo a veces, amar era difíci antes, ahora simplemente nos complicamos la vida. ¿No pensáis lo mismo?

El poema que comparto hoy se basa en un joven del Alto Egipto enamorado de una muchacha del Bajo Egipto, en el contexto en el que Narmer (futuro primer faraón) lanza su guerra para unificar las dos regiones. Separados políticamente, el joven se encuentra entre la espada y la pared: si pierde la guerra se enfrenta a la prisión o la muerte, pero para ganarla tiene que destruir el pueblo de su amada.

No deja de ser una variante del Romeo y Julieta, pero es increíble las situaciones históricas con una gran carga de drama romántico que se pueden construir entre rimas asonantes, consonantes y métrica. Algunas, muy originales, el resultado para mí está siendo mejor del que esperaba cuando comencé el proyecto. ¿Qué otras situaciones se os ocurren dignas de poetizar? ¿Os animáis a colaborar con algún poema? Para mí sería un honor que algunos de los que andáis por aquí aparecierais en una de mis obras.

Un saludo, ¡y no os compliquéis la vida!

Por cierto, dejo como recordatorio la oferta de la semana:
akasofe

LAVADO DE CARA

jiwcabecera

¡Ring, ring! Suena el despertador bloguero (¿los despertadores hacen ring? ¿Con qué sonido mitigáis vosotros las ganas de matar propias del recién despertar?). En la última entrada me vine abajo (impropio de mí) y, aunque agradezco hasta el infinito vuestros ánimos (son la mantita que arropa frente a la nieve que está cayendo ahora en Alicante, ¡nieve en Alicante!), toca ponerse en pie, lavarse la cara y seguir la marcha.

El otro día hice una sesión de fotos en el Castillo de Santa Bárbara que he utilizado para darle un lavado de cara a la Web (pronto vendrá el del bog) en el plano físico y como inicio de una nueva etapa en el lado mental. Vamos, que me he hecho un auto-Cámbiame (por cierto, ¿qué opináis sobre ese programa de televisión? Yo tengo sentimientos encontrados).

jiwportada

Así que nada, os preaviso que en los días venideros habrá movimiento. Arriba esos corazones, que el movimiento se demuestra andando.

Un enorme abrazo, un segundo más largo de lo normal en señal de agradecimiento por vuestras palabras de ánimo.

REGALA LITERATURA

akaspiel

Mal escritor sería yo si no recomendara regalar libros en estas fechas. Y peor aún lo sería si no recomendara el mío. Así que, poniendo al burro delante para que no se espante, ahí van las razones por las que sé que El sanador del tiempo sería un gran regalo navideño:

· Entretenimiento: va a gustar, tanto a los amantes del género (histórico / ciencia-ficción), como a los que no. De hecho, fue escrito bajo la premisa de convertir un género a menudo duro de leer como es el histórico en algo ameno y divertido. Ése fue el punto diferencial que buscaba para la obra, hacer algo que gustara a los lectores no excesivamente experimentados ni en la literatura ni en el género.

· Aprendizaje: de un plumazo y de manera amena y con ganas de continuar debido a una trama actual y misteriosa que entrelaza todo lo que acontece, se pasa por la cronología del Antiguo Egipto, Mesopotamia y Grecia, aprendiendo sus acontecimientos más relevantes sin ni siquiera quererlo.

· 3 en 1: hace poco se unificaron las tres subtramas en un único libro. Además de la facilidad para completar la saga, esto significa que se trata realmente de tres novelas cortas. Las novelas cortas se leen solas, suelen tener mayor aceptación por su ligereza y suelen ser un regalo más acertado para regalar.

· Precio y forma de venta: de los 15 € que valía inicialmente, ahora se puede conseguir por poco más de 7 €. Además, Amazon te lo lleva a casa, o a casa del destinatario, por lo que no hay que molestarse en ir a buscarlo.
Y ahora sí, apagando la modalidad Teletienda, os deseo una Feliz Navidad y unas increíbles fiestas.
¡Un abrazo a todos!

akasorq

Tras el enfado de ayer, hablemos de música, que amansa a las fieras. De música instrumental en concreto. De bandas sonoras, para más concreción. Tengo sentimientos contradictorios con las bandas sonoras. Últimamente buscan rozar la perfección musical, la caricia perfecta del instrumento preciso en el momento determinado. A nivel de composición, bravo. Pero… en tanto que buscan ese ideal, cada vez son más parecidas entre sí. Hace tiempo que no escucho un tema principal con identidad propia, de esos que se te pegan al corazón.

Y ahora es cuando enlazo el tema de hoy con el mundo literario, que siempre parece que vaya a hablar de cosas que no tienen nada que ver con la literatura. ¡Qué gran fuente de inspiración es la música instrumental! No sé el proceso químico exacto, pero la música actúa como gasolina para los sentimientos, y cuando tienes la sensibilidad exaltada, las ideas aparecen a discreción. No sé si habéis experimentado esta sensación, pero ahí tenéis un remedio contra el temido estancamiento creativo. Sin embargo, otros prefieren el silencio para dejar fluir las ideas, cualquier entretenimiento les impide imaginar con mayor facilidad. ¿De qué tipo sois vosotros?

¡Un saludo!

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑